Dieta del Té Rojo

Es absolutamente obligatorio que beber cuatro tazas de té rojo al día (en el desayuno, almuerzo y cena). El té es el ingrediente estrella de esta dieta rica en hidratos de carbono (pasta, arroz, verduras y pan integral), con una baja ingesta de proteínas de pescado y los huevos.

Duración: 5 días.
Pérdida de peso estimada: 2 kg.
Las personas ideales: cualquier persona con un organismo sano.
No se recomienda para: niños, mujeres embarazadas, las personas que siguen un tratamiento médico o tiene una condición del corazón. No se recomienda a personas con úlceras, anemia, insomnio o frecuentes arrebatos nerviosos.
Alimentos recomendados: frutas, verduras, pasta, arroz, pescado, huevos, pan entero.
Alimentos prohibidos: azúcar, carne, dulces, grasas, lácteos, plátanos, hígado y uvas.

Estrategia

Desayuno: una taza de té rojo con cáscara de naranja o rodajas de naranja. Una rebanada de pan integral o dos barritas de muesli.
Almuerzo: ensalada de pasta fría, ensalada de arroz, arroz con verduras. Agregar una fruta y una taza de té rojo.
Merienda: una taza de té rojo.
Cena: ensalada, arroz y sopa de pescado con verduras, cocido al horno, pasta con verduras o legumbres con verduras. Agregar una fruta y una taza de té rojo.

Consejos

Los vegetales deben ser comidos crudos o cocidos. La dieta del té rojo es muy limpiadora y eficaz para perder peso. Se recomienda seguir bajo la supervisión de un especialista.

Cualidades

Además de su capacidad para ayudar a perder peso, el té rojo acelera el metabolismo del hígado, también ayuda a la reducción de grasas y colesterol. Se limpia y tiene propiedades anti-depresivos, que también estimula las secreciones digestivas, lo que facilita la digestión de los alimentos grasos.

Fallos

El menú es muy baja en proteínas y si es seguido por más de cinco días, puede generar graves bajos niveles de proteínas. Además de eso, el té interfiere con la absorción de hierro, lo que limita la capacidad del organismo para asimilar este mineral vital.