Historia

El té rojo se empezó a comercializar con los grupos étnicos en las fronteras de China oscureciendo hojas de té verde.Durante la dinastía Qing fue tan caro como el oro. En 1732, el gobernador de la provincia de Yunnan, Eertai (鄂 尔泰) envió té Pu-erh como tributo al emperador y éste comenzó a ser muy famoso, y se ha comercializado en Europa durante doscientos años.
El té rojo era conocido como té de la belleza en países de Europa y gustaba mucho a las familias reales tanto de países orientales como occidentales. Estos tés crudos eran de diversos orígenes y estaban destinados a ser de bajo costo. Los tés oscuros siguen siendo la bebida principal para los grupos étnicos en el suroeste de las fronteras y, hasta principios de 1990, fue la tercera categoría principal de té producido por China sobretodo para este segmento de mercado.

No había habido ningún proceso estandarizado para el oscurecimiento de té Pu-erh hasta los años de la posguerra en la década de 1950, donde hubo un aumento repentino de la demanda en Hong Kong, debido a la concentración de refugiados del continente. En la década de 1970, el proceso de mejora fue llevado de vuelta a Yunnan para un mayor desarrollo, lo que ha dado lugar a los estilos de producción diferentes hoy en día.

En las últimas décadas, se ha convertido en el té crudo más común para ser vendido como un producto acabado antes de que se oscurezca. Esto se llama sheng cha, o “té crudo”. Las hojas de té se supone que se oscurecían gradualmente a través de la exposición a elementos ambientales durante el almacenamiento. A los que verdaderamente son de tipo post-fermentado se les da un nombre relativo, shu cha o té “madurado”. Selecciones apropiadas de Pu-erh pueden madurar para adquirir un mejor sabor.