Saltar al contenido

Té rojo

te rojo

El té rojo, originario de China en la región de Pu’er Yunnan, es un té elaborado tradicionalmente con hojas de árboles viejos del territorio asiático. Bebido durante varias generaciones por las altas esferas de la sociedad china, país mayor productor del mundo de té rojo, cuenta con un gran número de beneficios para nuestra salud.

Su nombre se debe exclusivamente a la zona de China donde se produce su mayor recolección, en la Provincia de Yunnan, dentro de la región china de Ying-Shen. Este té se recolecta desde hace cientos de años bajo el reinado de la dinastía Tang (618-917 d. C.), cuando se denominaba té Ying-Shen. Posteriormente, bajo el dominio de la dinastía Yuan (1271-1368) cambió su nombre al actual té Pu-erh.

Ya en el tramo final de la Edad Media, durante el periodo de la dinastía Ming (1368-1644), su recolección y producción empezó a propiciar réditos económicos al gigante país asiático. Hoy en día tiene grandes ventas en los mercados europeos y cada vez tiene mayor estima entre sus consumidores occidentales.

El té rojo tiene gran cantidad de efectos positivos en la salud si se toma de manera adecuada. Está caracterizado por su bajo contenido en cafeína y por facilitar la pérdida de grasa a quienes desean adelgazar. Debido a su fermentación, contiene mucha menos cafeína que cualquier otro té y, por supuesto, que cualquier café.

Además de las propiedades ya comentadas, el té rojo ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, desintoxica y depura la sangre, previene infecciones y estimula la digestión, entre otros muchos beneficios

Existen diferentes variedades de este té con fermentación de hasta 40 años, lo que le da ese tono rojizo. A los países occidentales llega ya en pequeñas bolsitas o seco, listo para ser preparado como cualquier otra infusión.

¿Cómo se prepara el té rojo?

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de hojas de té rojo
  • 1 taza de agua

Pasos:

  1. Ponemos a calentar el agua en una olla o tetera hasta que comience a hervir (100 ºC).
  2. Una vez comience el agua a hervir, añadimos la bolsita o el té rojo a granel para realizar la infusión.
  3. Tapamos el recipiente y dejarlo reposar durante unos minutos para que adquiera todo el sabor.
  4. Para añadir un mayor sabor a la infusión estrujaremos la bolsa de té rojo al terminar. Así caerán las últimas gotas que aportarán todo su aroma y propiedades.

Otros tés con propiedades absolutamente espectaculares:

5 (100%) 5 votes